Archive for mayo, 2010


A Good Year

2006 - A Good YearTraducción: Un buen año
Director: Ridley Scott
Año: 2006
País: Inglaterra

Un inescrupuloso, calculador, sin sentimientos, pero exitoso corredor de bolsa inglés es notificado de que  es el único heredero de una desvencijada finca productora de vino en Francia, tras la muerte de su tío. El corredor viaja a Francia con la finalidad de ver en qué estado se encuentra la finca, repararla, venderla y olvidarse del asunto, pero como es de esperar, una vez en el lugar descubrirá que es mucho más que una herencia material, y que parte importante de su propia vida se encuentra entre las añejas vides de la propiedad. Es un argumento antiguo, repetido y facilista, pero no deja de ser efectivo. Ahora, al ver tanto nombre conocido en el reparto, uno empieza a sospechar que debe tener algún mérito, más que el enorme peso del nombre del director (Ridley Scott). Tenemos a Russell Crowe, Marion Cotillard, Albert Finney, y Freddie Highmore encabezando el reparto, pero en realidad son los actores secundarios los que le dan todo el encanto a la película (si, una vez más). Ahora, si bien sabemos desde el principio qué es lo que va a ocurrir, la película se hace agradable de presenciar y tiene un ritmo de narración tranquilo y maduro. Da la impresión de que es un proyecto guardado hace mucho por el director, pero que encontró el momento preciso para convencer a un grupo de buenos actores y amigos, pasar unas vacaciones en Francia, y de paso filmar la película. Ideal para verla en un momento tranquilo y familiar, como un Domingo en la tarde.

Finding Neverland

2004 - Finding NeverlandTraducción: Descubriendo Nunca Jamás
Director: Marc Forster
País: Inglaterra
Año: 2004

Se trata de la historia del escritor James Matthew Barrie, y de los eventos que lo llevaron a crear su obra cúlmine, «Peter Pan». Es una película bellísima, quizás no la mejor en su tipo, pero cerca. La narración se toma su tiempo en revelarse, pero después de una partida un poco lenta y dispersa, se ordena y nos muestra su real belleza, fundada en el hecho de estar basada en conmovedores acontecimientos reales. Sobre el reparto, aparte de Johnny Depp, Kate Winslet, Dustin Hoffman, Julie Christie y Freddie Highmore (el pequeño que un año más tarde compartiría nuevamente escenario con Johnny Depp en Charlie and the Chocolate Factory) en los roles protagónicos, encontramos una variedad de actores «secundarios» que probáblemente hemos visto en muchas otras películas. Con toda esa pléyade tililando, el resultado no podía ser malo. Y no lo es, en absoluto. La premisa es sobre creer: si creemos en nuestras ideas ellas existen, y nosotros en ellas. Mensaje especialmente sensible para los que a veces vivimos más en nuestros universos, y constantemente chocamos en este mundo «real», pero que al estar realmente convencidos logramos mantenernos vivos allá (y acá), y con entrenamiento, podemos llevarnos a nuestros más queridos a conocer nuestros propios «Neverlands». Vivir en lo que uno hace, más allá del reconocimiento, eso es. Hasta los ateos podemos creer en eso, y hacer el bien a los demás con nuestras convicciones. Profúndamente emocional e inspiradora, lo que me resta por decir de esta película es que ojalá que así como a mi, este tipo de historias inspire a alguien más a decidirse por crear mundos, sean del tipo que sea.

 

Alice In Wonderland

2010 - Alice In WonderlnadTraducción: Alicia En El País De Las Maravillas
Director: Tim Burton
País: Estados Unidos
Año: 2010

Ya es sabido por todos que esta versión es una adaptación libre de la historia original. Demasiado libre a mi parecer, lo que la lleva a perder cierta parte de su encanto. Eso si, bajo la dirección de Tim Burton, el cuento gana uno que otro elemento retorcido y oscurillo, como las referencias sexuales, gore, y uno que otro sustillo bien asustador, además de la relación romantico-incestuosa entre Alice y el Mad Hatter. Sobre los personajes, mmm… definitivamente son los personajes de reparto los que realmente desarrollan la historia y la hacen interesante. Alice (Mia Wasikowska) cumple débilmente con las expectativas, pero no logra a tener la fuerza protagónica de otros personajes de Tim Burton. Sobre el Mad Hatter, creo que se le dio mucha publicidad , siendo que realmente no es el protagonista, y tampoco el mejor personaje, pero se entiende por razones comerciales. Además, en su interpretación, Johnny Depp hace algunas referencias a Sweeney Todd y a Edward Scissorhands, pero de todas formas logra hacerse reconocible como sombrerero, aunque este sombrerero es mucho más cuerdo y lógico de lo que yo esperaba (lo mismo ocurre con Wonderland en general: es demasiado sensata para lo que debería ser un mundo loco, loco). A mi parecer, el mejor logrado en esta versión es el Cheshire Cat, quien con sus «capacidades avanzadas de evaporación», se mantiene fiel a como fue presentado en la historia original. El resto del reparto está bien también excepto Anne Hathaway como la White Queen (el personaje más tétrico del film, con su tácito poder de «dominio sobre cosas muertas»), a quien al parecer le quedó un poco grande el papel, y se muestra poco creíble y forzada en su interpretación. El Jabberwocky (con el veterano Christopher Lee en la voz) sí está bien logrado, bastante terrorífico y poderoso, representando el miedo que mantiene a los habitantes de Wonderland bajo la tiranía de la Red Queen. En cuanto a la historia en si… mmm… es un poco floja, lineal y predecible, pero fácil de entender y acorde a lo que se puede esperar de Disney, pero con un poco de más de carga en asuntos políticos que la original. De todas formas lamento el hecho que casi desde el principio se nos de a conocer el final de la trama, dejándonos en espera de que «algo» ocurra que haga que cambie esa predestinación sublime, pero que finalmente no pasa (me refiero a los eventos del día Frabjuloso). También merece mención negativa la casi nula participación de la música en la película, siendo la música un elemento fundamental del cine y muy presente en otras obras del mismo director. El punto fuerte de esta película es la realización en 3D, lo que la convierte en un verdadero placer visual, y hace que el dinero que paguemos en una sala de este tipo valga la pena. En resumen, la cinta es recomendable de todas formas, aunque está lejos de ser el mejor trabajo de Tim Burton, pero sí es agradable de ver, si es que le concedemos cordura a la locura originalmente concebida por Lewis Carroll.

The Wrestler

2008 - The WrestlerDirección: Darren Aronofsky
País: Estados Unidos
Traducción: El Luchador
Año: 2008

«The Wrestler» se tomó su tiempo, pero ha pasado sin duda alguna al grupo de mis películas favoritas, no sólo por ser una buena película a secas, sino por una serie de otras razones que paso a detallar.
Cualquiera que me conozca sabe que no tengo afinidad alguna con los «deportes» como el boxeo, lucha libre, karate, etc., pero esta película va mucho más allá de eso. Aquí el tema es la pasión por lo que a uno de veras le gusta hacer (que en muchos de nuestros casos no es la profesión que estudiamos), se trata de ese único lugar en que no nos sentimos rechazados y nos sentimos protegidos y queridos por nosotros mismos, porque sabemos que lo que hacemos lo hacemos bien, exista o no exista alguien más que lo aprecie, y el único efecto que puede hacerle el paso del tiempo a la pasión, es que que se haga más fuerte y obstinada.
Es una película nétamente emocional, cargada de referencias a los ochenta y con bronca hacia los noventa (notable la referencia a Kurt Cobain, aunque no la comparto plenamente). Darren Aronofsky es un director ya reconocido y que no merece mayor alabanza acá, salvo reconocer y envidiar, en cierta forma,  el cómo logra poner su sello propio a cada película. En este sentido me gustaría destacar el uso del sonido (no sólo de la banda sonora) de esta película. Ya en Pi (1998) y Requiem for a Dream (2000), Darren Aronofsky nos había mostrado cómo hacer una sinfonía de horror con los sonidos sincronizados que hacían de las situaciones terribles algo aún más terrible. Acá en «The Wrestler» la respiración de protagonista, los golpes secos, las voces, etc. nos hablan de la difícil biografía del personaje, y agudizan el sentido de redención y soledad de la película.
Sobre los actores, se habló mucho de la «reinvención» de Mickey Rourke, y tienen mucha razón: el actor logra crear un personaje convincente y realista, en constante lucha interior por las glorias pasadas y la necesidad de ser el hombre y padre fuera del escenario que nunca supo ser. Las actrices «de reparto» también sacan aplausos: Marisa Tomei como una «segunda luchadora» también merece reconocimiento en su papel de bailarina de cabaret en busca de redención en su vida y en constante lucha también contra el paso del tiempo y las autolimitaciones emocionales que la vida dura le ha impuesto, y la bellísima Evan Rachel Wood como una pequeña chica ruda, pero con un vacío en cuanto al cariño de padre que al parecer sería sanado con la re-aparición del mismo en su vida.
No quiero extenderme más, aunque hay muchos pequeños detalles que seguro se me olvidan ahora. Un último comentario: «The Wrestler» es una película que puede hacer llorar a hombres rudos, sin que eso signifique ningún tipo de debilidad.
Debo hacer una mención especial a lo de trabajar en supermercados y al público de un espectáculo (de cualquier índole), son dos cosas que conozco bien.