Archive for diciembre, 2014


Frank

2014 - FrankDirector: Lenny Abrahamson
País: Inglaterra/Irlanda/Estados Unidos
Año: 2014

En primer lugar, quiero decir que en muchos sitios se hace referencia a esta película como una comedia, cuando en realidad no podría estar más alejada de este género. Si bien hay momentos graciosos, se trata en general de un drama, y bastante intenso en algunos momentos.

En segundo lugar, hace algunas semanas critiqué una película perteneciente al denominado «cine independiente» llamada «Deadgirl» (2008), a la que acusé de partir de una premisa original para luego conluir en una historia predecible y mal narrada. En esta ocasión, ocurre exactamente lo contrario, la idea de narrar la vida y peripecias de una banda de música no tiene nada de original pero sin embargo, al ser bien contada y al entregar sus giros y descenlace adecuadamente, logra que la experiencia cinematográfica se vuelva agradable, memorable, y quizás influyente, que es uno de los mayores logros de cine.

La historia, como dije, se trata de una banda de rock, narrada a través de su nuevo tecladista, quien en un movimiento un tanto forzado, conoce a una estrambótica banda de música y logra unirse a ellos. Esta pequeña licencia, en cuanto al acercamiento del (primer) protagonista a la banda, es rápidamente perdonado cuando aparece la figura principal y quien da nombre a la película: el enigmático cantante Frank. Frank es un hombre que vive todo el tiempo usando una cabeza falsa gigante. Las dudas sobre su vida cotidiana (cómo come, cómo se baña, cómo viaja, etc.) son explicadas adecuadamente a lo largo de la película. Sin embargo, el magnetismo de Frank no radica en esta característica, sino en su imbatible talento musical y las excentricidades a las que lleva a sus músicos al momento de componer y grabar un álbum. El recién ingresado tecladista decide, sin que el resto de la banda se entere, publicar en Internet el día a día de la agrupación, logrando crear, de esta manera, una creciente base de fanáticos y llamar la atención de la esquiva fama, lo que inevitablemente traerá consecuencias para estos músicos.

Ahora bien, me referí al tecladista como primer protagonista y a Frank como el protagonista principal. Es fácil confundirse y pensar que el segundo es realmente el elemento principal, pero yo considero que ambos tienen la misma importancia y quedan empatados en el papel protagónico, ya que a medida que la película avanza, vemos cómo las acciones de ambos determinan las consecuencias sobre ellos mismos y el resto de la banda.

En esta película encontramos una narración fluída, junto con una buena fotografía, música acorde (recordemos que es una película sobre música), y un toque correcto a algunos temas actuales pertinentes, como el uso de las redes sociales y sus consecuencias, el ansia de fama, la alienación, la envidia, el suicidio, y ciertas enfermedades mentales. Destacan las actuaciones de Michael Fassbender en el papel de Frank y Maggie Gyllenhaal como otra integrante de la banda con un carácter explosivo y un tanto sobreprotector sobre Frank, lo que en la segunda parte de la película se comprende mejor.

Cabe mencionar que, si bien para el público en general la descripción de los músicos expuesta en esta película puede parecer un tanto exagerada y tiende a perpetuar la idea de que estos artistas son todos unos excéntricos, algunos integrantes de bandas de la vida real, como «Franz Ferdinand», han opinado que es una descripción muy adecuada respecto a lo que realmente ocurre en la vida de las bandas. Yo mismo, como músico, encuentro características y momentos muy bien reflejados en la cinta.

Tras El Cristal

1987 - Tras El CristalDirector: Agustí Villaronga
País: España
Año: 1987

Hay películas que cruzan las divisiones entre un género y otro (en ocasiones más de dos) y es difícil decir a cuál pertenecen, y también existen aquellas que son imposibles de clasificar.

«Tras El Cristal» es una de ellas, y si esxistiese una etiqueta llamada «cine doloroso» sería el único rincón en donde podría descansar, levemente, esta cinta. Porque es el dolor el eje conductor de la trama y lo que subyace tras ella: dolor físico, psicológico y social del más punzante, y del que rápidamente se nos hace partícipes por medio de situaciones extremas e imágenes perturbadoras, pero más profúndamente a través del simbolismo y narrativa cinematográfica, lo que la convierte en una película difícil de olvidar, y que nos fuerza, como espectadores, a relexionar durante días sobre lo presenciado.

Cada encuadre, cada personaje, el uso de los colores, la música, etc. nada es dejado al azar y está ahí con un propósito. «Tras El Cristal» invita a verla más de una vez, pero a la vez es difíci decidirse a volver a verla, por sanidad mental.

Sobre la trama, sólo es conveniente decir que involucra a un oficial nazi retirado que vive inmovilizado, su esposa, su hija, un enfermero, y la herencia histórica de las dictaduras y el abuso de poder como protagonistas principales.

Si debo mencionar algo negativo, esto sería quizás el exceso de violencia gráfica en algunas escenas, que si bien podríamos argumentar que a estas alturas ya nada sorprende, en el contexto de la película y su guión crean momentos realmente desagradables. Nuevamente: nada es antojadizo y está cuidadósamente puesto ahí, en el momento y lugar exacto y preciso para doler como una herida en el sistema nervioso. A la fecha que escribo esto (Diciembre de 2014), pocos directores pueden igualar la maestría a la hora de enviar un mensaje, nos guste el mensaje o no.

En el siguiente enlace se puede encontrar un análisis mucho más completo y minucioso de los mencionados simbolismos de la película. Por supuesto, es recomendable leer el artículo después de ver la película, si es que aún persiste algún interés por verla:

http://www.madrimasd.org/blogs/imagen_cine_comunicacion_audiovisual/2013/11/24/126368

Deadgirl

2008 - DeadgirlTraducción: La Chica Muerta
Directores: Marcel Sarmiento, Gadi Harel
País: Estados Unidos
Año: 2008

Desde siempre el cine orientado a las masas ha entregado, por lo general, trabajos de baja calidad en cuanto a guión en las que, sin profundizar mayormente, se hacen dos grandes daños a este arte: por una parte son menoscabados los diferentes géneros (sufriendo principalmente la narrativa cinematográfica), y por  otra se falta el respeto enromemente a los espectadores, uniformando al público objetivo desde aquel individuo con menor entendimiento. Por suerte, todavía existen ideas innovadoras (y quiero creer que siempre será así) que en ocasiones llegan a las grandes cadenas distribuidoras de cine, pero que se encuentran principalmente en el denominado «cine independiente», en las escuelas de cine, o en otros lugares alejados del patrocinio de la publicidad.

De esta manera se nos presenta «Deadgirl», como una película de bajo perfil con una sinopsis interesante: dos jóvenes desadaptados, vagando en un manicomio abandonado, encuentran el cuerpo de una (atractiva) mujer amordazada y agonizante, aparentemente custodiada por un perro de mal carácter. Pero esta mujer tiene una característica particular: no puede morir.

Lo que sigue podría ser descrito como un tratado sobre la degradación mental humana ante la oportunidad de cometer actos impunes, siempre y cuando el asunto hubiese sido tratado más respetuosa y cuidádamente; el hecho de no contar con un gran presupuesto no justifica un guión mal desarrollado, y una sola idea original no puede sustentar una película completa. A favor de la película puedo decir que cuenta con algunos giros interesantes (tres de diez oportunidades como mucho, pero es mejor que nada), y que de los variados puntos incoherentes de la historia sólo se intenta explicar algunos, dejando a la libre interpretación varios, lo que siempre se agradece.

En suma, «Deadgirl» es una película que da la impresión de haber sido hecha por directores jóvenes e inexpertos, y como muchos de ellos, poseen ideas innovadoras pero cometen errores en la concresión de las mismas, pasando apenas los límites que considero aceptables en una película.