Archive for enero, 2015


Boyhood

2014 - BoyhoodDirector: Richard Linklater
País: Estados Unidos
Traducción: Momentos De Una Vida
Año: 2014

Al hablar de esta película, lo primero que debo advertir es que tiene un ritmo pausado y un guión que se desenvuelve con calma y sin sobresaltos, y que además dura dos horas y cuarenta y cinco minutos. Por lo tanto, para el espectador que gusta del cine de acción, o con historias rápidas y con grandes giros y sorpresas en la narración, esta no es la película indicada.

Dicho esto, también cabe mencionar que es una cinta profúndamente emotiva, emparentada diréctamente con otras como «Thirteen» (2003), «This Must Be The Place» (2011), e incluso «La Famiglia» (1987), es decir, películas filmadas casi en estilo documental y que buscan reflejar de la manera más directa y real posible el desarrollo de historias de familias.

Tampoco es menor el hecho de que haya sido filmada durante doce años con el mismo reparto, dándole un toque épico y un realismo único a los cambios físicos y psicológicos de los personajes.

En este caso seguimos la historia de Mason y su familia durante el período de tiempo mencionado anteriormente. Vemos crecer a este niño desde el momento en que su propia madre lo consideraba disléxico hasta cuando deja su hogar para ir a perfeccionar sus talentos (fotográfico en este caso) a la universidad. En el transcurso de estos años vemos la relación con su hermana (uno de los personajes más fuertes y mejores logrados, la actriz es hija del director por cierto), su madre (interpretada maravillósamente por Patricia Arquette y su acento sureño), su padre (Ethan Hawke), y muchos otros personajes que aparecen y desaparecen con el tiempo, tal cual ocurre en la vida real.

Vemos los esfuerzos de la madre de Mason por sacar a sus hijos (y su propia vida) adelante, con aciertos y fracasos (incluyendo matrimonios y separaciones), hasta su conmovedor discurso cuando ve su tarea cumplida, con sus dos hijos en la universidad, cuestionando si realmente la vida fue justa con ella. Vemos el desarrollo del carácter sensible de Mason, desde un niño un tanto retraído hasta un adolescente acertivo y seguro de si mismo. Vemos a su padre, conciente de sus errores e intentando hacer lo mejor por sus hijos, aún desde su visión desapegada y un tanto inmadura de la vida, la que sin embargo le otorga una segunda oportunidad para enmendar los errores. Vemos también el desarrollo de la hermana de Mason: en particular este personaje es llamativo, pues sin generar grandes sobresaltos y mantener un desarrollo normal, es quizás quien otorga el punto de equilibrio a sus padres y hermanos, aún sin tener esa intención, lo que es bastante común y ocurre en muchos casos reales.

Si bien el núcleo familiar es el protagonista, todos los personajes circundantes están bien logrados y aportan para entender el contexto social y la forma en que evolucionan los protagonistas, desde la violencia intrafamiliar, el alcoholismo, la solidaridad de los vecinos, los amigos de adolescencia, las primeras novias, el cómo nadie está preparado para ser padres, los suegros, la sociedad texana amiga de dios y las armas de fuego, etc.

Finalmente, quiero volver a mencionar que uno de los grandes atractivos de la película es que no tiene giros de ningún tipo en su trama ni tampoco tiene excesivas frases de sabiduría, lo que no le resta tensión ni la hace aburrida, sino que permite apreciar la emotividad de la vida común, así como los aciertos y errores de la cotidianeidad. Filmada a ritmo pausado, «Boyhood» es un excelente ejemplo de película biográfica de una sociedad (en esta caso norteamericana), enfocada en su núcleo más basico, la familia.

1992 - DraculaDirector: Francis Ford Coppola
País: Estados Unidos
Año: 1992

De las tantas adaptaciones cinematográficas que se han hecho de la novela, yo considero que esta es la versión definitiva (a la fecha) en cuanto a: respeto por la historia original, lenguaje cinematográfico, y uso de efectos especiales. Es decir, la idea de poner el nombre del autor del libro en el título no queda mal.

En esta versión presenciamos un elemento poco profundizado en versiones anteriores, que es la humanidad y vulnerabilidad de Dracula, así como la evolución de Jonathan y Mina Harker (Interpretados por Keanu Reeves y Winona Ryder, respectívamente), desde la inocencia del amor juvenil a la destrucción del mismo por parte de la bestia. Sin embargo, quien se lleva todos los créditos por actuación es, sin duda, Gary Oldman (probablemente el actor más camaleónico del cine de masas actual) como Dracula, a quien da vida y carácter en sus diferentes facetas, de forma muy similar a como están descritas en la novela. Si bien la producción contó con los efectos especiales más avanzados para la época (1992), todo habría quedado en un gran despliegue de pirotecnia si no se hubiera contado con la gran interpretación del actor, de manera tal que ayudan a narrar la historia de muy buena manera. Por si no fuera suficiente, el reparto también cuenta con Anthony Hopkins en el papel del eterno némesis de Dracula, el Profesor Van Helsing. Yo diría que este es el único personaje en que se tomaron más atribuciones en la adaptación desde la novela, acentuando sus características geográficas y su fuerza avasalladora ante su objetivo. Si bien la interpretación de Hopkins es, como siempre, magistral, en esta ocasión resulta opacada por la del protagonista. Cabe también destacar positívamente la interpretación del cantante Tom Waits para el papel de Renfield, un personaje fundamental para entender la magnitud del poder de Dracula.

En cuanto a la trama, que es más que conocida, me gustaría referirme sólamente a cómo se enfatiza que la promesa del amor eterno es lo único que puede detener a Dracula, y además redimirlo. Este es uno de los factores que devuelve la humanidad perdida al personaje, como mencioné anteriormente. Vemos como Mina Harker es atraída, seducida y encadenada eternamente al amor de la bestia, y cómo finalmente es esta fuerza la que acaba con él, a costa del trofeo de Van Helsing y del desafortunado Jonathan Harker.

Es bastante difícil comentar algo novedoso respeto a una historia tan popular de nuestra cultura, y a la vez de una película que cuenta con uno de los mejores directores de las últimas decadas, acompañado de un reparto de calidad, pero me sentía en la obligación de dedicar alguna vez unas líneas a esta película y libro que ha sido tan influyentes en mi vida personal.