2014 - The Babadook

Directora: Jennifer Kent
País: Australia
Traducción: El Babadook
Año: 2014

Lo primero que debo advertir antes de escribir sobre esta película es que es imposible hablar de ella sin mencionar partes cruciales de la trama. Por lo que si se pretende ver la película sin previamente saber detalles de la historia es mejor no continuar leyendo. Hecha la advertencia, procedo a compartir mis apreciaciones sobre «The Babadook».

Uno puede llegar a esta película por la premisa de ser una película de terror, pero pronto la película se convierte en terror psicológico y ya hacia el final sólo quedamos en psicológico. Esta capacidad de mutar fluidamente es un punto alto de la película y la hace única, sin embargo, para otras personas puede ser el lado débil de esta cinta.

La trama gira en torno a una joven viuda que vive junto a su problemático hijo de siete años en una casa que no ayuda precisamente a crear un ambiente alegre. La mujer sufre de insomnio, su hijo hiperactivo no deja de dar problemas al punto de ser expulsado de la escuela en donde estudia, y vive perseguida por el fantasma de su fallecido marido, quien murió en un accidente automovilístico el mismo día en que nació su hijo. Todo esto no contribuye mucho al descanso y bienestar de la madre, quien sin embargo se esmera en darle un buen pasar a su hijo. Entre estas actividades, una noche toma un libro titulado «Mister Babadook»para leer un cuento a su hijo, pero el cuento resulta ser bastante escalofriante y nada recomendable para niños, ni para nadie. A partir de ahí se desata predeciblemente la maldición de Mister Babadook sobre esta pequeña familia, haciéndose presente para hacerles la vida imposible.

Hasta ahí la trama es bastante clásica y archirepetida hasta el cansancio, sin embargo, a medida que la película avanza nos vamos enterando de más y más detalles que nos hacen sospechar de la verdadera naturaleza de la película. Como mencioné anteriormente, se trata de una película de desarrollo psicológico casi en su totalidad: nos enteramos del 99% por ciento de la historia a través del punto de vista de la protagonista (los pocos momentos en que se nos otorga un punto de vista diferente son claves para entender la película). La poca participación de los personajes secundarios y el encierro al que nos vemos sometidos en la casa en donde se desarrolla la historia contribuyen bien a crear el ambiente claustrofóbico ideal para la manifestación física de un invencible Mister Babadook. La sección media en la que vemos la decadencia de la casa y la familia a la vez que la maldición se hace fuerte es bastante interesante llegando a un climax bastante extendido que nos arrastra junto a los protagonistas hacia variados homenajes honestos a películas clásicas del género («A Nightmare On Elm Street», «The Shining», «The Exorcist»), que contribuyen de buena manera a la historia. Particularmente el enfrentamiento final se lleva a cabo en varias escenas y a través de varios minutos tortuosos (en una buena manera, si se quiere sufrir con la película se obtiene), y parece que no tuvieran fin, pues Mister Babadook parece no tener la capacdad de ser derrotado. La resolución poco clara del conflicto puede resultar un tanto débil para el nivel de tensión que había alcanzado la película, sin embargo no la hacen decaer por completo.

La casi ausencia de música contribuyen a dar forma al ambiente desolado y de abandono que se nos quiere mostrar.

Finálmente, cabe mencionar que es una película hecha con muchos cabos sueltos a propósito, la directora se encargó de contarnos una historia de tal manera que nos deja a la interpretación su intención y resolución, sin embargo, logra nararla de manera satisfactoria, logrando agregar un nuevo volumen de colección para quienes gustamos de este tipo de películas. Bien por Australia.