Archive for agosto, 2020


1960 - Les Yeux Sans Visage

Director: Georges Franju
País: Francia
Año: 1960

«Mi rostro me asusta. Mi máscara me asusta aún más»

Esta es una película que no es perfecta pero tiene de todo para ser inspiración para muchas otras. Si bien lo primero que se nos presenta es que es una película de horror, y un horror bastánte gótico, sería una torpeza clasificarla únicamente en ese género pues también tiene bastante drama, lo que al estar entrelazado siempre con el horror presente la hace una cinta única. Tampoco llega a ser completamente una película de autor pues está bien delimitada en los estándares cinematográficos de la época.

La trama es sobre un prestigioso cirujano quien ayudado por una fiel asistente buscan la solución para devolver el rostro a la hija del protagonista, quien quedó horriblemente desfigurada luego de un accidente automovolístico cuyo culpable fue su padre. Esta solución, por supuesto, involucra la muerte de terceras personas. Mientras se suceden eventos de ensayo y error en la búsqueda del nuevo rostro de Christiane (la hija del cirujano) ocurren varias acciones que eventualmente terminarán en un desenlace trágico para todos.

Esta es una historia que podría haber sido contada de varias maneras pero de la forma en que está hecha está muy bien, permitiéndonos entender a los personajes y sus motivaciones. El blanco y negro en que está filmada ayuda a aumentar el dramatismo y tensión presente en toda la cinta. Tiene una acotada banda sonora que suena en los momentos precisos para acrecentar la locura de esas escenas, sin embargo, en los momentos en que ocurren los hechos más macabros o dramáticos sólo escuchamos de fondo el ladrido incesante de unos perros (quienes también tienen un rol importante en la película), lo que también incrementa el nivel de drama que se quiere transmitir.

Además hay mucho simbolismo involucrado en esta película, lo que puede cautivar a cierto público y aburrir a otro como siempre, desde el ya mencionado uso del blanco y negro, como los enfoques de las escenas, el significado de la máscara que usa Christiane para ocultar su rostro y otros que no quiero mencionar para no contar más de lo debido. Aún así no podría decir completamente que es una película de horror psicológico, pues también tiene escenas de bastante violencia y contenido gráfico que hasta el día de hoy pueden asustar. Su narrativa le debe bastante al estilo de Edgar Allan Poe (véase «Ligeia» y «La caída de la casa Usher») y podríamos decir que es un tipo de historia que el mencionado escritor podría haber escrito de haber vivido en el tiempo en que esta película fue creada.

Por esto, «Les Yex Sans visage» es una película multigénero que con el paso del tiempo se ha convertido en un clásico que vale la pena conocer.

The Lonely Guy

1984 - The Lonely Guy

Director: Arthur Hiller
País: Estados Unidos
Traducción: El Solitario
Año: 1984

«No me gusta tomar siestas. No me gusta despertar más de una vez al día»

«The Lonely Guy» es una película que pertenece a una época dorada de comedias sobre situaciones cotidianas y aparentemente simples de entender, una capa bajo la cual se ocultan temas más serios y problemas sociales más duros, los que son difíciles de tocar pero que fueron bien explotados en la época mencionada, siempre comedidas y sin traspasar los márgenes de comedia liviana, lo que se agradece pues aún se pueden apreciar frescas en estos días a pesar de que visualmente no hayan envejecido bien. Para este propósito, además de la dirección y guión adecuados también se necesita a los actores precisos para representar el rol de hombre promedio a quien le ocurran estas situaciones. Steve Martin es un actor perfecto para este tipo de roles (no es el único, claro) y vivió su época dorada también durante la década de los ochenta gracias a este tipo de historias.

El título dice todo sobre esta película: es sobre un hombre que se convierte en solitario luego de terminar la relación con su novia y las situaciones que derivan de su soledad: desde conocer a otro solitario ya experto en el tema quien se convertirá en su amigo y consejero en esta forma de vida, la pérdida de sentido de la existencia y ver cómo otros en la misma situación no pueden soportarlo y terminan con sus vidas. Todo esto suena muy trágico y lo es, pero son temas que están presentes en la película sin que resulten terribles (al menos en apariencia) gracias a las bien logradas situaciones cómicas que se muestran. En ocasiones son un poco exageradas, pero se destacan escenas como las del bar, en la que parece que la soledad fuera una enfermedad peligrosa a la que todos (los que no son solitarios) miran mal y reuyen.

Nuestro protagonista, quien parece ir cuesta abajo en la vida primero perdiendo su mujer y luego su empleo, en su desesperación logra escribir el libro «Guía para el solitario», lo que irónicamente le trae una fama y popularidad tremenda e inesperada, pero no por eso deja de ser solitario. A su vez, los encuentros esporádicos con una mujer que llama su atención son el eje que mueve la trama de la película y cuyo final ya podemos adivinar, sin embargo, el cómo se llega a que nuestro protagonista logre dejar la soledad es la gracia de la película.

Es una película recomendable para adultos jóvenes en adelante, pues alguien más jóven puede tener dificultad en entender la soledad como se plantea en la película y/o no entender los mensajes más escondidos que vienen en ella. Sin embargo, es una comedia atemporánea (pues siempre habrá solitarios) que entretiene, divierte y también a ratos emociona. Recomendable para solitarios, por supuesto, y quienes aún no lo son o han dejado de serlo.

Ich Seh Ich Seh

2014 - Ich Seh Ich SehDirectores: Severin Fiala, Veronika Franz
País: Austria
Traducción: Buenas Noches Mamá
Año: 2014

«Demuéstranos que eres nuestra madre»

Hay películas que sufren mucho al tener sus nombres traducidos a otros idiomas y este es uno de esos casos. Traducida la Inglés como «Goodnight Mommy» y consecuentemente al español como «Buenas noches mamá» pierde mucho del sentido original de su nombre. Otro error que se comete con esta película es promocionarla como una película de horror. Tiene momentos espeluznantes, pero su trama y objetivo la encasilla más en drama psicológico que en terror. El trailer toma los momentos de más «horror» pero es una mala promoción finalmente.

En cuanto a la película en si, es una austríaca y realmente se nota su procedencia en cuanto a su producción, actuación y ambiente de frialdad en general, lo que resulta beneficioso en este caso.

Al principio de la película vemos a dos hermanos gémelos que aparentemente llevan una vida paradisiaca en algún lugar del campo de Austria, en donde todo parece ser juego y felicidad. Pronto nos dirigen hacia la casa en donde habitan y ahí cambia todo, pues si bien se trata de una casa moderna, limpia y en donde nada falta, la decoración y ambiente nos hablan inmediatamente de un ambiente tenso y desprovisto de amor. Es, precisamente al interior de esta casa (que no alzanza a llamarse «hogar») en donde ocurre casi todo el drama. Al volver a casa los gemelos encuentran a su madre, y se nos da a entender con pocas pistas, que ella viene de vuelta de una operación en su rostro que la mantiene con la cabeza vendada todo el tiempo. No sólo su rostro ha cambiado, pues el trato hacia sus hijos es muy frío y castigador al punto de hacernos sentir incómodos con la situación. Los niños, desilusionados y tristes, al poco tiempo comienzan a sospechar que la mujer que volvió sencillamente no es su madre, y ocuparán todo su ingenio en descubrir la verdad.

La premisa recién narrada es buena y da para mucho desarrollo, en este caso los directores Severin Fiala y Veronika Franz eligen hacerlo de forma lenta pero siempre en constante ascenso de la tensión, hasta llegar a la última parte de la película que es la más terrible e incómoda de ver pero que si llegamos hasta ese punto es imposible eludirla. En general la película no cuenta con mucho diálogo, la acción ocurre muy de a poco y como mencioné y se requiere de paciencia para verla, sin embargo si contamos con ella llegaremos hasta el momento en donde se revela el GRAN giro de la película y que compensa por la lentitud de su construcción.

El mencionado giro de la película está muy bien logrado e invita inmediatamente al espectador a volver a ver la película para coleccionar las pistas inteligentemente dejadas en el guión y la asombrosa fotografía. Sin embargo, con el correr de los días esta sensación no se mantiene pues en realidad este giro es un recurso narrativo bastante usado en la historia del cine; lamentablemente no puedo mencionar ejemplos para no revelar más de lo debido. De todas maneras para alguien que recién está iniciándose en el cine puede ser un buen comienzo para investigar sobre los temas que «Ich Seh Ich Seh» plantea: trauma infantil, consecuencias del poco cariño maternal, maneras psicológicas de sobrevivir y familias en pedazos en general.

Salinui Chueok

2003 - Salinui Chueok

Director: Bong Joon Ho
País: Corea Del Sur
Traducción: Memorias De Un Asesinato
Año: 2003

«Hay una razón por la que la gente dice que tengo ojos de chamán»

Como he escrito anteriormente, desde esta parte del mundo siempre se le presta especial atención al cine asiático, con mucho respeto y en la medida en que uno más ve películas hechas en esa parte del mundo, más crece el sentimiento de lo adelantados que van en… todo lo que implica cine. En este caso tenemos una película que hace palidecer a varias de las películas de estilo policial/detectivesco/con personajes complejos que uno conoce y ama, como «Se7en» (1995) o «Zodiac» (2007). De todas maneras este blog no se trata de competencia ni debería apuntar más que a la expresión de amor por el cine, así que les daremos a todas las mencionadas el lugar que merecen en el corazón de este espectador.

Volviendo a la película que me motiva a escribir hoy, es una obra de arte. Parte de una premisa siempre atractiva y común a muchas otras (asesinatos en serie aparentemente imposibles de resolver, policía inepta y corrupta, etc., la receta la conocemos de memoria) para evolucionar en su propio universo y desarrollo, en el que la resolución de los crímenes termina importando menos que los personajes y lo que les va ocurriendo a medida que avanza la historia. Porque esta película es esencialmente un gran y muy cuidado estudio de personajes, una belleza de guión escrita con la inteligencia y talento en el oficio que sólo algunos directores guionistas poseen. Por supuesto hay personajes principales pero ninguno de los secundarios que van apareciendo sobra ni está tratado con menos cariño que los principales. También cabe destacar la entrega y magnífica actuación de todos los involucrados.

El título, «Memorias De Un Asesinato», suena grandilocuente y nos hace dudar de si está a la altura de su poética alusión a algo tan horrible como los asesinatos, pero realmente al terminar de verla quedamos con la sensación de haber escuchado un grandioso poema, o mejor dicho, una gran sinfonía dirigida expertamente por Bong Joon Ho, quien actualmente es famoso en occidente por «Parasite», pero que como vemos ya venía desde hace mucho perfeccionando su arte. Y su arte no es otro que contar historias de gent normal, pero contadas con tal delicadeza que no nos damos cuentas cómo son llevadas al extremo y en algunas ocasiones terminan de forma abrupta e injusta, tal como la vida misma. El toque de drama que le da a las situaciones también es destacable, por ejemplo en el clímax de esta película, en donde si nos abstraemos un poco del contexto, con esa música parece una escena sacada de cualquier telenovela de la tarde, lo que no es una crítica negativa sino más bien una observación y un ejemplo de cómo este director nos cuenta las historias al punto de convencernos de que una escena melodramática como la que menciono puede estar perfectamente inmersa en un mundo dominado por la masculinidad (intensa, brutal, débil y tóxica al mismo tiempo). Una vez más, como la vida misma.

La trama es de una serie de asesinatos ocurridos en un pueblo rural (lamentablemente basado en un caso real) con ciertos elementos comunes en donde, por supuesto, no hay rastros del asesino. Por esto, la policía local debe comenzar a dar lo mejor de sí para resolver el caso. Pronto demuestran ser bastante ineptos y arrogantes, por lo que la ayuda de un detective venido de «la gran ciudad» (Seúl) no es bien recibida en principio, como era de esperarse pero sin embargo deben aprender a trabajar todos juntos. En la medida que los asesinatos siguen ocurriendos la situación se vuelve más y más estresante para todos, y es este el catalizador real de la película, pues como dije anteriormnete, vamos presenciando de a poco cómo cada uno de ellos va cambiando y convirtiéndose en cierta manera en víctimas también del asesino durante el tiempo que dura la investigación. A medida que los detectives creen avanzar en el caso van deteniendo a ciertos sospechosos a quienes tratan de hacer pasar por culpables de las maneras menos correctas, pero ahondar en esto sería contar mucho. Ya llegando al clímax vemos cómo todos finalmente están totalmente psicológicamente destruídos y sus acciones se vuelven casi irracionales, para luego culminar en un epílogo que nos ayuda a relajar un poco la tensión creada pero que no es suficiente para bajarnos de la ruleta rusa emocional a la que fuimos invitados, lo que no es tan malo, pues nos damos cuenta que la película que acabamos de ver cumple con el objetivo de entretener y va más allá, posiblemente dejándonos pensando en ella por unos días.