Tag Archive: Accion


2016 - Miss Peregrine's Home For Peculiar Children

Director: Tim Burton
País: Estados Unidos
Traducción: El Hogar De Miss Peregrine Para Niños Peculiares
Año: 2016

«¿Quieres saber qué me mato?»

Una de las primeras impresiones que podemos tener al ver esta película es que el director está tratando de volver a sus raíces con lo que esta vez nos está mostrando en pantalla después de unos cuantos años de películas con resultados un tanto erráticos, pero debemos ser cautelosos y darnos cuenta que eso sólo sería una proyección de lo que nosotros queremos que otra persona haga. Lo mismo pasa en diversas artes, particularmente en la música, en la que muchos fanáticos de un grupo o cantante esperan que al hacer nuevas canciones suenen como en sus primeros discos sin darse el tiempo de entender que una vez que un/a verdadero/a artista, de la disciplina que sea, ya hizo algo es poco probable que quiera repetirlo tal cual (pueden haber motvivos para hacerlo pero dejaremos fuera esos factores esta vez), es más factible y satisfactorio apreciar la nueva obra como se nos quiere presentar, cn aciertos y fallas.

Habiendo dicho esto puedo mencionar lo que es obvio: hay muchos elementos en esta película que pueden llevar a alguien a creer lo que mencionaba en el párrafo anterior, pero yo prefiero tomarlo como pequeños «regalos» que el director quiere hacer a su público. Con estos elementos me refiero a referencias a varias de sus películas más exitosas. Evidentemente el comienzo de la trama es muy estilo «Big Fish» pero también encontramos reminiscencias a «Edward Scissorhands», «Ed Wood» y algunas otras. También el estilo narrativo, que es el de contrastar el mundo de la fantasía con hechos la vida real en ocasiones bastante crudos (aquí el contexto es la segunda guerra mundial y el trauma la pérdida de un familiar muy querido) tampoco es algo nuevo en Tim Burton, además es una constante de su cine lo de mostrar un lugar donde pueden pertenecer aquellos que (sienten que) no encajan en el mundo normal.

La historia es la adaptación del libro del mismo nombre y cae muy bien en la realización del mencionado director, de hecho se siente como una retroalimentación en la que el cine de Tim Burton puede haber estimulado la creatividad de Ransom Riggs (el autor de la novela) y a su vez la novela sirve a Tim Burton para transformarla en fotografías en movimiento en su particular estilo. Quien no parece beneficiarse de esta aparente simbiosis es la guionista Jane Goldman, pues el guión es uno de los puntos débiles de la película, pero de esto hablaré más adelante.

Visualmente es impresionante, también una constante en el cine de Tim Burton pero en esta ocasión se nota un trabajo más que sobresaliente que permite que el director nos cuente el cuento de turno con comodidad. Básicamente la historia es la persecución de un grupo de niños con características peculiares por parte de unos seres de pesadilla que necesitan alimentarse de ellos. Ellos viven en un mundo de fantasía pero es posible acceder a él para quienes nazcan con alguna peculiaridad. Desde el «mundo real», un adolescente inadaptado encontrará esta conexión gracias a las fantásticas historias que su abuelo le contaba de niño y luego se convertirá en el héroe de la historia pero más importante, encontrará un lugar donde pertenecer. Nada muy fuera de lo común y tampoco es que podamos esperar algo diferente, y esto nos permite centrarnos más en el «cómo ocurre» más que en el «qué ocurre» lo que vemos en pantalla.

Aquí ya podemos empezar a analizar a los personajes: del protagonista no hay mucho que decir, está bien actuado y listo, no logra ser memorable y tampoco el desempeño del actor Asa Butterfield («Hugo» (2012), «The Boy In The Stripped Pyjamas» (2008)) ayuda mucho a sobresalir, pero lo que en realidad importa acá son los niños peculiares y sus habilidades, así como las de su cuidadora, Miss Peregrine (Eva Green) y sus enemigos. Acá es donde empiezan a aparecer problemas de adaptación de guión pues todos los personajes mencionados son muchos y el tiempo es muy poco (a pesar de que la película dura dos horas) para que todos puedan ser desarrollados y desplegar sus habilidades con comodidad, quedándonos sólo con una escena en algunos casos en donde vemos las peculiaridades de algún personaje. ¿Habría mejorado esto quitando algunos de ellos para enfocarse en el desarrollo de otros? Nunca podermos saberlo, pero también debemos aceptar que es una película con un enfoque netamente comercial con pinceladas de nostalgia al cine antiguo de Tim Burton (quien por cierto tiene un cameo en esta película). Quien sí se ve realmente a gusto en su papel de villano es Samuel L. Jackson, lo que también ayuda a mantener el argumento que aún dentro de los marcos de realización de esta película se pueden crear personajes memorables. Hay una historia de amor un tanto confusa y un poco forzada en la trama, pero resulta ser poco interesante y uno de los elementos que podría haberse decartado sin afectar mayormente la historia.

Con todo lo expuesto no quiero decir que es una mala película, de hecho me entretuve bastante viéndola y deja una buena impresión al terminar de verla; no es sobresaliente pero cumple con el objetivo de entretener, posiblemente incentivar la creatividad a un niño de esta generación y activar la nostalgia de adultos como yo.

The Foreigner

2017 - The Foreigner

Director: Martin Campbell
País: Inglaterra/China/Estados Unidos
Traducción: El Implacable
Año: 2017

«Politicians and terrorists, they are just two ends of the same snake.»

Uno de los recursos usados en el mundo del cine y que normalmente funciona es el de tomar actores veteranos populares en décadas anteriores, por ejemplo, de los ochenta o noventa, y hacer con ellos alguna película del mismo tipo de las que los hicieron conocidos, sacándolos de la nostalgia y del olvido y haciéndolos vigentes otra vez demostrando que el paso de los años no merma sus capacidades sino que las hace más poderosas. Ahí tenemos a Mickey Rourke en «The Wrestler» (2004), Jean Claude Van-Damme en «JCVD» (2008), Bruce Willis en sus últimas revisiones de «Die Hard», Sylvester Stallone y sus cierres y expansiones de «Rambo» y «Rocky», sólo por mencionar algunos ejemplos. También cabe mencionar que este tipo de películas se daba mayoritariamente con actores varones (valga la redundancia) pero también se va dando con mayor frecuencia con actrices, siendo la fallecida Carrie Fisher en «Star Wars» un buen ejemplo.

Había un gran ausente en toda esta fiesta y es quien protagoniza la película y la crítica de hoy, se trataba de Jackie Chan, de quien sólo basta nombrarlo para rememorar una época gloriosa del cine de acción y de artes marciales. Películas que generaron bastantes ganancias e inspiraron a miles de personas a instruirse en disciplinas de defensa personal y hasta caminos espirituales. Jackie Chan nunca dejó de actuar en películas pero quizás por querer demostrar ser multifacético o para no repetirse, o quizás sólo por razones monetarias, se mantuvo alejado de los roles clásicos con los que era asociado, hasta ahora.

«The Foreigner» es la historia simple de un hombre que busca venganza por la muerte injusta de su hija. Nada más que eso. Claro, en el desarrollo de la historia se intenta hacer la trama más compleja desenmarañando una compleja trama política y este objetivo se logra decentemente, aunque los personajes siempre son bastante planos y la trama es siempre muy obvia. No hay nada de malo en esto, porque quien vea esta película no debería buscar la reinvención del cine sino disfrutar de una simple historia de acción, en donde la acción está bastante bien desarrollada, la tensión es constante y no perdemos tiempo en intentar atar cabos sueltos del guión: todo está ahí para desencadenar en escenas de acción bien logradas. Por supuesto, y comprendiendo a lo que vamos, está ahí lo que esperamos de Jackie Chan: a sus más de sesenta años sigue siendo un ejército de un solo hombre capaz de enfrentarse a cuanto rival y organización se plante frente a él y sus objetivos. Tenemos las clásicas escenas de artes marciales pero también demostraciones de lo que sólo la experiencia puede aportar al combate, algo muy acorde al personaje que representa el protagonista. Sólo durante los primeros cinco minutos, que es cuando se sientan las bases de la trama, vemos a Jackie Chan usar algunas expresiones faciales, luego sólo veremos el rostro de un hombre destruido por las injusticias de la vida y con un solo propósito: venganza. Pero una vez más, no necesitamos más desarrollo actoral que esto, lo que queremos es acción.

Como contraparte tenemos a Pierce Brosnan en el papel del villano clásico: un político con pasado oscuro quien eventualmente será expuesto y derrotado por nuestro héroe. Usando un horrible acento irlandés, a pesar de ser él mismo actor de origen irlandés, es el personaje que más actúa en la película, al tener que mostrar a alguien con diferentes rostros para cada tipo de situación, un mentiroso y manipulador que no podrá hacer frente a un hombre noble con intenciones simples, ni siquiera a pesar de tener incontables recursos a su disposición.

Entendiendo todo esto, esta es una buena película de acción, que toma lo mejor de las historias clásicas de este estilo y las moderniza un poco subiendo el tono de violencia y amargura de los protagonistas, algo acorde a nuestros tiempos pero sin olvidarse de dar espacio a las intenciones nobles y sinceras de quien tiene un propósito en mente, algo que también debería mantenerse vigente dentro y fuera del mundo del cine.