Tag Archive: Familiar


Still Alice

2014 - Still Alice

Director: Richard Glatzer, Wash Westmoreland
País: Estados Unidos
Traducción: Siempre Alice
Año: 2014

Como la propia protagonista dice en algún momento de la película, para alguien quien ha dedicado su vida al estudio y transmisión de conocimientos sobre la comunicación (específicamente Lingüística en este caso), la enfermedad de Alzheimer es uno de los peores enemigos a los que una persona puede enfrentarse, y lamentáblemente cada vez hay más y más pacientes con esta enfermedad. Ya decía Nick Cave en «20,000 Days On Earth» (2014), que uno de sus mayores miedos es perder la memoria, porque a medida que avanza el tiempo y se acerca la vejez, comenzamos a vivir en los recuerdos.

«Still Alice» es una conmovedora y cruda historia, que puede convertirse en película de terror para alguien que tema a la enfermedad de Alzheimer, al ser esta un fantasma terrible que ataca silenciosa y dolorósamente, provocando un sufrimiento constante mientras se desarrolla, y terminando en la dependencia total hacia los cercanos por parte de su víctima en la mayoría de los casos. Un trauma en donde los milagros no existen y el deterioro es progresivo. Esto es lo que se intenta retratar en la película, y como objetivo se logra bien.

Sin intentar ser más dramática que el tema tratado en sí, la película se desarrolla con un ritmo correcto a pesar de lo vertiginoso del avance de la enfermedad en la protagonista. Se hace énfasis en cómo se ve afectado el ámbito laboral de quien alguna vez fue una exitosa académica, en la posibilidad de considerar el suicidio como solución y cómo afronta esto una mujer con carácter y entereza que sabe que perderá todo con el tiempo, pero sobre todo se hace énfasis en el círculo familiar de la protagonista, y en cómo todos se verán afectados y reaccionan ante la paulatina «desaparición» de la esposa y madre, más cuando se descubre que el gen causante del mal podría haber sido transmitido hacia alguno de sus hijos.

Y luego tenemos a Alice luchando día a día contra su deterioro a sabiendas que perderá, intentando adaptarse a su nueva realidad y aprendiendo a perder y seguir perdiendo cada día. Todo esto interpretado impecáblemente por Julianne Moore, quien recibió el premio a mejor actriz en los Oscar 2015 por esta actuación, y es un premio bien merecido, pues la película es lineal y lacónica (no veo forma de que hubiera sido distinta sin perder realismo) y se soporta casi en su totalidad sobre ella. Los actores secundarios están bien, pero podrían haber sido más relevantes sin haber llegado a la exageración. Vemos algunos conflictos familiares presentados pero inconclusos (entre las hijas de Alice), echamos de menos el proceso por el que pasa el marido de Alice, y la tensión inevitable entre la madre y la hija menor es resuelta un poco forzádamente. Todos estos puntos fueron puestos así supongo deliberadamente para no menoscabar al protagónico y su desarrollo, pero habrían sido un buen condimento que  sí vemos, por ejemplo, en algunas películas familiares italianas, sólo por mencionar algo.

Sin llegar a ser una película que vaya a trascender en el tiempo más que por la interpretación de Julianne Moore, «Still Alice» propone esta enfermedad como tema de discusión, y lo aborda respetuósamente. Tiendo a pensar que esa era la intención detrás de  su génesis.

The Beaver

2011 - The BeaverTraducción: Mi Otro Yo
Directora: Jodie Foster
País: Estados Unidos
Año: 2011

«The Beaver» me llamó la atención desde el momento en que vi el trailer. Me sonó bastante interesante la idea de que un actor que viene en la curva de bajada de su carrera (Mel Gibson) una fuerzas con una actriz que siempre ha merecido mis respetos y que más encimas las oficia como directora en una película donde hay un títere que habla. Todo perfecto para llamar mi atención.

Y la intuición no me falló. Se trata de una película bastante cruda sobre los efectos de la depresión endógena en personas adultas. El protagonista es un  hombre con la vida aparentemente resuelta, pero que debido a haber heredado la enfermedad antes mencionada, se convierte, casi literalmente, en un muerto en vida. Y en el peor momento de la crisis, descubre su otro yo que le habla a través de un títere en su mano, y le dice: «Yo soy el Castor, y vine a salvar tu vida». De ahí en adelante jamás se despegará del Castor, y bajo su guía, poco a poco comenzará a retomar su vida, con resultados disparejos.

Suena bastante predecible, y de hecho lo es, pero la gracia de esta película no son los giros inesperados, sino la forma en que se cuenta la historia, la narrativa, y por sobretodo las actuaciones de la pareja protagonista. En este sentido debo reconocer que la directora/actriz se destaca en el papel de esposa y madre abnegada que soporta cualquier golpe de la vida con tal de conservar su familia unida, a pesar de no ser la protagonista y por lo tanto tener menos escenas. La película tiene también muchos detalles que nutren al guión de peso y credibilidad, los personajes secundarios están bien balanceados y aportan en la medida suficiente a la trama, y cuenta con un ritmo pausado pero firme que no la hace aburrida para nada.

En suma, es de las mejores películas de este año (de las que he visto) y la recomiendo para todo público.

2011 - Violeta Se Fue A Los CielosDirector: Andrés Wood
País: Chile
Año: 2011

No voy a entrar en detalles sobre lo ingrato que es mi país, Chile, con sus artistas. Incluso con los más grandes, a quienes venimos a rescatar y reconocer mucho después de lo debido. Ésta película es un pago merecido a la vida y obra de esta gran mujer, y es un retrato bien hecho, aunque no llega al misticismo de una Monalisa. El director Andrés Wood hizo una película correcta, correctísima, casi al punto de considerarla obra maestra, si no es por la falta de ese elemento clave que hace que de un momento a otro lo llamemos «el sello del director», eso no existe (aún).

La película comienza y termina con la misma escena (recurso usual), que es el ojo agónico y reflexivo, pero nunca muerto, de Violeta Parra, y luego nos sumerge en un racconto variado de diversos momentos  relevantes de la vida de la artista, desde su niñez hasta su temprana muerte, todo retratado con excelente fotografía, cabe mencionarlo. Creo que para mucha gente se tratará de información nueva sobre la actriz, pero yo la considero simplemente materia de cultura general. Es decir, en la película no se muestra nada más que información conocida sobre la vida de la artista, y eso, en parte, se agradece. Existen muchas películas sobre personas importantes en las que la «visión» particular del director o de los productores estropean lo que normalmente debe ser un homenaje. En esta película afortunadamente no ocurre.

Cabe destacar la personificación de Violeta Parra que realiza la actriz Francisca Gavilán, creíble en todo momento y creando esa sensación de intimidad necesario para la película. Violeta Parra se nos muestra como una mujer recelosa, llevada a sus ideas, rabiosa e inteligente, pero también profundamente consecuente, honesta y por sobre todo apasionada, sin agregar mayor dramatismo del necesario, por lo que la película es consistente. Tampoco es sólo drama, también hay momentos de humor hilarantes a cargo, nuevamente, de la personalidad única y vibrante del personaje de la vida real.

En resumen, se trata de una buena película chilena, quizás lo que más trascenderá de la producción nacional de este año, y me atrevo a vaticinar que provocará la realización de muchas otras películas biográficas de personajes relevantes de Chile. Esperemos que se realicen con la misma calidad que «Violeta se fue a los cielos».

Temple Grandin

2010 - Temple GrandinDirector: Mick Jackson
País: Estados Unidos
Año: 2010

La línea de películas de la cadena HBO, basadas en las vidas de personajes memorables, y aún con vida, sigue dando buenos resultados. Ya pudimos apreciar un gran trabajo en You Don’t Know Jack (2010), comentada anteriormente, y esta película, Temple Grandin, no merece menos halagos.

Al igual que lo apreciado en Invictus (2009), podemos mantener la premisa de que en la vida real siempre podemos encontrar peores tragedias que mente humana alguna puede imaginar, pero también historias de vida tan poderosas y motivadoras como la Temple Grandin. La protagonista en cuestión es una mujer nacida con Síndrome de Asperger (que es un tipo de autismo) quien ha logrado revolucionar algunos aspectos de la crianza de ganado y ha implementado otras mejoras importantes en la misma área, además de haber escrito libros y participar en exposiciones, charlas y seminarios sobre la (mal llamada) enfermedad con la que convive. Pero no por eso debemos suponer que la película es sobre la compasión que nos enseñan a sentir ante quienes erróneamente consideramos, muchas veces, inferiores. No, la película puede tocar fuertemente nuestras emociones, pero de ninguna forma es amarillista ni «llorona» respecto al tema del autismo. Por el contrario, el carácter y la fuerza de la protagonista puede hacernos sentir a como verdaderos imbéciles, al tener nuestras capacidades desperdiciadas en muchos aspectos (el autoexamen es personal).

Pero continuemos con la película. La actriz en el rol protagónico, Claire Danes, hace un trabajo notable en la representación de Temple Grandin, logrando una interpretación limpia, definida y creíble. La secundan Catherine O’Hara (sí, la mamá del protagonista de Home Alone (1990), y también es la voz de Sally en The Nightmare Before Christmas (1993)), Julia Ormond, y David Strathairn, todos actores conocidos y muy bien en sus posiciones en este film, particularmente el último, quien representa a un profesor del establecimiento en donde la protagonista cursó la secundaria, quien fue uno de los primeros en darse cuenta de la aguda inteligencia visual con que estaba dotada Temple, y que se convertiría en su amigo por largo tiempo. Para uno que es profesor, es bonito ver representaciones positivas de la profesión en las películas.

Basándonos en el guión de la película, podríamos decir que la protagonista, además de contar con una inteligencia destacable, ha contado con la suerte de conocer a las personas correctas en la vida, pero yo me inclino más a creer que con o sin estas coincidencias, alguien que cree firmemente en sus ideas, tarde o temprano logra encontrar terreno fecundo para ellas… es mera especulación.

Cabe destacar un hecho que no sale retratado en la película, y es que los aportes de Temple Grandin al mejor trato de los animales que nacen para ser sacrificados, ha merecido el reconocimiento de entidades como PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), quienes, por supuesto preferirían que no se sacrificara ningún animal, pero que ante la realidad alaban las ideas que permiten que este fatídico destino se lleve a cabo de la forma menos dolorosa posible.

Bien, se trata de una película altamente recomendable y educativa, que nos ayuda a comprender de mejor forma las diferentes realidades y diferencias entre los que convivimos, y por supuesto, es una película realmente honesta e inspiradora, que fácilmente puede motivarnos a cambiar aspectos de nuestras propias vidas, en favor de una mejor coexistencia con los otros.

 

Invictus

2009 - InvictusDirector: Clint Eastwood
País: Estados Unidos
Traducción: Invicto
Año: 2009

Es raro encontrar películas que puedan inspirar buenos sentimientos, considerando que las sociedades en que vivimos no se han vuelto lugares muy agradables, y que parte del cine es un reflejo de la vida real. Sin embargo, Invictus (2009) es una película que desborda buenas intenciones y motivación para quienquiera que la necesite.

Bajo la dirección de Clint Eastwood (en su mejor forma como director), la película nos narra, en poco más de dos horas, la historia de cómo el equipo nacional de rugby de Sudáfrica llegó a ser campeón del mundo, a la vez que Nelson Mandela era elegido como presidente del país, luego de 27 años de cautiverio. Nelson Mandela, interpretado de forma magistral por Morgan Freeman, es mostrado como un verdadero héroe y líder absolutamente merecido de su nación, a tal punto que podríamos pensar que es un personaje de ficción bastante bien construido, pero sin embargo, tenemos el respaldo de la real existencia del hombre en cuestión y su legado.

La maestría del director se nota en cada segundo de la película, consiguiendo contar una historia emotiva, comprensible, y entretenida. No necesita de grandes efectos especiales ni de vuelcos engañosos en la narración: la historia en si misma es bastante poderosa y honesta como para cautivar a cualquiera.

Recomendable para cualquier persona que necesite motivación, también puede servir a quienes enseñan liderazgo, a los fanáticos del deporte y a los del buen cine en general.

The Little Prince

1974 - The Little PrinceTraducción: El Principito
Director: Stanley Donen
País: Inglaterra
Año: 1974

Se trata de la versión en celuloide del archiconocido libro del francés Antoine de Saint-Exupéry. Hacer una adaptación de una historia que hasta el día de hoy logra tocar de forma tan efectiva las emociones humanas es realmente un desafío, y en este caso, se agradece la valentía del intento, sin embargo, hay ocasiones en que simplemente es imposible hacer una fotografía (en movimiento) realmente representativa de lo que está impreso en las siempre respetables páginas mágicas, y este es uno de ellos.

Sin ser una mala película, por supuesto después de condescender ciertos detalles estéticos (puesto que la película fue hecha en los setenta), la película peca de saltar detalles importantes del libro, como por ejemplo el personaje del bebedor, y de agregar algunos detalles que en el caso de esta historia, son fácilmente distinguibles e imperdonables. La película es presentada en versión musical, lo que nos lleva a algunas situaciones a veces un poco tirantes entre prosa y canción, pero que afortunadamente se resuelven de forma aceptable. El encargado de la coreografía fue nada menos que uno de los mejores coreógrafos de todos los tiempos, Bob Fosse, que por esos días venía gozando de la popularidad y galardones obtenidos por la dirección de Cabaret (1972). Además, el mismo Bob Fosse actúa en la película, en el papel de la serpiente.  El papel del zorro fue para otro grande, Gene Wilder, quien cumple a cabalidad la misión de entregar el mensaje más importante de la obra. El principito, interpretado por Steven Warner, se muestra fiel a las famosas representaciones gráficas que todos conocemos del libro. La fotografía está bien trabajada, incluso las malas lenguas dicen que esta película influenció algunas escenas de Star Wars: Episode IV – A New Hope (1977), particularmente en los momentos en que el aviador y el principito van en busca del pozo, pero dejémoslo en que sólo coinciden en el lugar en que se filmaron ciertas escenas: el desierto de Tunisia.

En resumen, es una película aceptable, que es difícil analizar sin dejarse llevar por la emoción que viene incluída desde el título, pero que nos hará pasar una alegre hora y media jurando que podemos volver a ser tan niños como se propone en la historia… quizás algunos logremos llevar el intento más allá del recuerdo nostálgico.

Nota: como en este caso el trailer es muy fome, lo acompaño con una escena de la película en que Bob Fosse descencadena todo su potencial como bailarín, en el papel de la serpiente. Cualquier similitud con Michael Jackson es simplemente porque Bob Fosse fue una gran influencia (y como no serlo) para el recién nombrado, de hecho lo de los guantes y el sombrero era una marca patentada de Fosse, quien los usaba por haber sufrido de calvicie desde joven y porque odiaba sus propias manos. Hasta se alcanza a ver un bosquejo de lo que Jackson más adelante desarrollaría como «paso lunar». Bien, el resto de las coincidencias se las dejo a ustedes.

King Of California

2007 - King Of CaliforniaTraducción: El rey de California
Director: Mike Cahill
País: Estados Unidos
Año: 2007

Boris te recomienda esta película: «King Of California» (2007). Sin ser una película con grandes ambiciones, sí es muy entretenida de ver y fácil de seguir. El argumento es lineal y previsible hacia el final, pero no deja de ser agradable y recomendable para quienes les gustan películas del tipo «Big Fish», es decir, con gente con ideas únicas, donde los protagonistas se reunen en torno a algo de otro mundo y donde al final la premisa nos deja un poco llorosos y con ganas de llamar a los que ya no podemos. Además de contar con la reivindicación como actor de Michael Douglas (parecida a la reivindicación de Robin Williams en «World’s Greatest Dad» (2009) y la participación de la guapa Evan Rachel Wood.