Tag Archive: Latinoamerica


Post Mortem

2010 - Post MortemDirector: Pablo Larraín
País: Chile
Año: 2010

Cine malo, es la primera calificación que le doy a esta película. Trato de ser más objetivo y no le encuentro lado positivo, y los motivos son varios.

Primero, la obsesión del director por hacer películas en torno a la dictadura militar chilena es fastidiosa, pero como en mi país se mantiene porfiadamente un número importante de gente de pensamiento retrógrado convencidos de que debemos vivir por siempre parcializados respecto al tema, vaticino que continuará existiendo público para este tipo de obras de mal gusto. Pablo Larraín justifica su cine aseverando que hay un montón de personas que vivieron la dictadura de forma diferente, dentro del contexto pero en mundos casi paralelos, marginados socialmente por diversas razones, y no necesariamente gente ignorante ni extremadamente pobre. Yo estoy perfectamente de acuerdo con retratar los hechos desde puntos de vista diferentes, pero cuando se cae en el mal gusto reiterada y obstinadamente, no es gracioso ni motiva a celebraciones. Con lo mostrado en «Tony Manero (2008)» ya era suficiente, pero con «Post Mortem» continúa el desfile de insensatez cinematográfica.

La película trata de un incipiente romance entre un empleado de la morgue y una bailarina del Bim Bam Bum (el famoso cabaret chileno de antaño), que se ve profundamente influenciado por el golpe militar del 11 de Septiembre de 1973 y sus consecuencias. No hay más historia que esa, y se desenvuelve agónicamente a través de una narración aletargada y diálogos forzados por casi dos horas. Entremedio tenemos una célula comunista, una autopsia a uno de los protagonistas más reconocidos del golpe, escenas incomprensibles, momentos emotivamente lacónicos y transiciones aburridísimas, sazonados con par de gritos histéricos, muchos cadáveres y caras raras, rarísimas por parte del actor protagonista (Alfredo Castro).

Hago la aclaración para el que lo esté pensando en este momento: yo no adhiero a la idea de «criticar negativamente al cine chileno sólo por ser chileno», pero tampoco apoyaré jamás esa idea simplista de que «si es chileno es bueno». Mis críticas son de acuerdo al producto que veo, venga de donde venga.

Ilusiones Ópticas

2009 - Ilusiones OpticasDirector: Cristián Jiménez
País: Chile
Año: 2009

En el país donde nací, Chile, si bien existe una larga tradición de producciones cinematográficas, la primera data de 1925 incluso («El Húsar de la Muerte»),  la calidad, tanto en producción como en contenido de las mismas, por lo general, no solía ser de las mejores. Esta es una queja común que podemos oír de las bocas de casi todos los nacidos en esta nación de fin de mundo. Sin embargo, desde mediados de los años noventa, esta tendencia a la mediocridad a ha cambiado un poco, con resultados disimiles pero esperanzadoramente en progresión.

Y esta película es un ejemplo de la mejora en la calidad del cine chileno. De hecho, en mi humilde opinión, es de las mejores películas realizadas en Chile, y además cuenta con el gran mérito de estar ambientada, y también de haber sido filmada en una de las ciudades más bellas y peculiares del país: Valdivia. El clima de la ciudad y su gente son muy especiales, pero este es un blog de cine y no de sociología, así que no profundizaremos más en ese tema.

Como dice en el trailer, la trama está centrada en las historias de vida de tres hombres y una mujer en un período de tiempo, historias que de una u otra forma se entrelazan en algún punto. Argumento un poco cliché, pero que en este caso es mucho más que eso. Cada historia es muy diferente a la otra y muestran diferentes aspectos de la idiosincracia chilena (sureña) actual desde una perspectiva humorística, pero de un humor negro, negrísimo a veces, sin llegar a caer en el mal gusto. La película cuenta con una carga moderada de escenas de sexo y coprolalia que no distraen de los argumentos principales, característica que se agradece bastante. La interpretación actoral, fotografía, música, guión, etc. también están a la altura de la buena crítica pero lo que se lleva todo mi reconocimiento en este caso es el trabajo por parte del director, quien logra un muy buen resultado en esta, su ópera prima en largometrajes. Cabe mencionar que Cristián Jiménez ya contaba anteriormente con un cortometraje, titulado «El tesoro de los caracoles», que también es muy recomendable y en el cual ya se observaban algunas características que delinean su sello cinematográfico. Ahora quedamos a la espera de futuros trabajos de igual, o mejor calidad.

1986 - Hombre Mirando Al SudesteDirector: Eliseo Subiela
País: Argentina
Año: 1986

En Argentina no sólo se hace el mejor rock de Latinoamérica (y eso que no nací allá), sin que a veces se hace cine de la mejor calidad. Aprovechando la efervescencia de estos día por «El secreto de sus ojos» (2009), hoy comento y recomiendo otra producción transandina. Se trata de «Hombre mirando al sudeste» (1986), en la que se narra la relación de un paciente de manicomio (que dice venir de otro planeta) y su doctor, y de cómo podrían estar ambos equivocados en la representación de sus respectivos roles sociales. Suena a trama humanistoide facilista, y en parte sí lo es, pero si nos situamos en el contexto histórico de Argentina al momento de la realización de esta película (algo parecida a la de Alemania después de la Primera Guerra Mundial), podemos entender mejor su significado. Cabe mencionar la participación del siempre correcto Pedro Aznar a cargo de la composición de la banda sonora (disculpemos, eso si, a la edición de sonido), además de mencionar que a esta película se le hizo un remake en el año 2001, llamada «K-PAX» protagonizada por Kevin Spacey (adivinen en qué papel) y el reciente gandor de los premios Oscar Jeff Bridges. También podemos encontrar referencia directas, si es que no plagios descarados a esta película en la cinta chilena «Fuga» (2006). Y un dato curioso: el áctor protagonista, Hugo Soto, murió unos años después de la realización de  «Hombre mirando al sudeste», debido a una conocida enfermedad viral. Quizás de veras se fue al planeta de donde decía ser su personaje más recordado.