Tag Archive: Música


Bohemian Rhapsody

2018 - Bohemian Rhapsody

Director: Bryan Singer
País: Inglaterra, Estados Unidos
Traducción: Bohemian Rhapsody, La Historia De Freddie Mercury
Año: 2018

La idea de hacer películas sobre la vida de personajes influyentes en la historia no es ninguna novedad. Si vamos cerrando el círculo al mundo de las artes, luego al de la música, y luego a los personajes igualmente talentosos como excéntricos, llegamos a una lista de nombres de quienes ya han sido representados en la pantalla grande (Beethoven, Amadeus, Ray Charles), ya sea apegándose a su historia real o tomándo ciertas libertades narrativas, como los nombres de quienes aún se les debe un homenaje de este tipo (Paul McCartney, Elton john, Lemmy Kilister, etc.). Necesarios o no, este tipo de películas siempre genera grandes expectativas al tratarse de personajes cuyo talento es indiscutido y muchas veces sus historias personales también son de conocimiento público, sean estas estrambóticas o no. Un lugar especial en esta lista lo tiene innegablemente Freddie Mercury, cuya vida reflejada en el cine era un hecho prácticamente inevitable, sin embargo el cómo, cuándo, quién lo representaría, si el enfoque iría en su música o en su vida, qué período de su vida cubriría, qué tanto de verdad y ficción se contaría eran muchas variables a considerar al momento de crear la película que finalmente sería titulada «Bohemian Rhapsody», tomado de el nombre de la canción que fue el mayor éxito de la banda, compuesta por Mercury y tan misteriosa y magnética como él mismo.

¿El resultado? Es una película muy bien hecha, bien escrita y narrada, se nota el trabajo de mucha gente en ella y los miles de ensayos y errores que llevaron a la cinta que finalmente vemos. Tampoco es perfecta: A los ojos de los fans acérrimos las diferencias con la vida real serán evidentes, pero en este sentido recomiendo tomar un poco de distancia y entender que toda película con fines comerciales debe llevar un hilo narrativo, un cierto ritmo, un antagonista y un clímax, entre otros elementos básicos, que permitan sostener una historia que cautive al público en general durante el tiempo que dure la película. Concediendo eso, podemos apreciar una película vibrante, emotiva, llena de humanidad y el mensaje positivo con el que el propio Freddie Mercury impregnó su obra.

Como en muchas películas, las primeras imágenes corresponden al momento actual en que se quiere establecer la narración y pronto pasa a un larguísimo racconto que nos cuentan el cómo se llegó a ese momento inicial, con la posterior conclusión del mismo. Creo que discutir sobre la historia misma del protagonista reflejada en la cinta no tiene mucho sentido más que rescatar el nivel de entrega y esfuerzo del actor protagonista (Rami Malek) en ser fiel a ella, tarea evidentemente imposible de lograr pero de la que el actor sale airosamente. Cabe mencionar que si bien el hilo narrativo lo lleva Freddie Mercury y su vida tanto dentro como fuera del escenario, también se intenta dar la importancia que toda la banda Queen merece al convertirse no sólo en un grupo en el que confluyeron cuatro músicos excepcionales, sino como una familia que como tal, pasa por periodos buenos y malos pero siempre siguen siendo uno, siempre más fuertes juntos que por separado.

También es rescatable que así como se le da importancia a la banda, también aparecen personajes normalamente no tan conocidos pero igual de importantes que los mismos artistas en el mundo de la música: productores musicales, abogados, managers, sellos discográficos, etc. También se da espacio a los momentos en que las grandes canciones de Queen fueron creadas, momentos leves y no tan apegados a la verdadera realidad de la creación musical pero que nuevamente, se entiende que esos momentos de creación no son tan interesantes ni relevantes para un público general, así que se perdona. Sin embargo, sí se destinan generosos minutos a algunos hitos gloriosos de Queen sobre el escenario, momentos que sirven a varios propósitos: tanto para mostrar que ahí está la verdadera escencia de los grandes músicos, como para aliviar en parte la tensión generada por una historia con una fuerte carga emocional y también para hacer al espectador parte de la película, permitiéndole cantar y sentirse, por momentos, tan glorioso y frágil como el mismo Freddie Mercury es reflejado en esta cinta, que en general no defrauda a las grandes expectativas creadas sobre ella y se convierte sin dudas en una de las producciones relevantes del presente año, no al punto de establecer un nuevo paradigma de lo que este tipo de películas biográficas debiera ser, pero sí para recordarnos que aún el cine puede crear esa sensación de grandeza y conexión con los espectadores, conexión que no desaparece tan rápidamente y que en el mejor de los casos puede inspirar más de algún espectador de las presentes o nuevas generaciones a desarrollar sus talentos, o simplemente ser ellos mismos en la vida.

Whiplash

2014 - WhiplashDirector: Damien Chazelle
País: Estados Unidos
Traducción: Música Y Obsesión
Año: 2014

No son pocas las ocasiones en que el trailer de una película cuenta toda la película, y este es uno de esos casos, puesto que además de la tensión entre maestro y discípulo, que es el hilo conductor de la trama, nunca va  más allá de eso, y esto la convierte en una película plana en cuanto a argumento. Al momento de terminar nos deja con la sensación de que falta algo más, y lo peor de todo es que es demasiado predecible: sabemos que el alumno superará al maestro de alguna forma, y de esto nos enteramos desde la primera escena en que los protagonistas se encuentran.

Ahora bien, concedamos el beneficio de que la película no fue concebida con el fin de entregar giros sorpresivos en la trama (no los hay) e intenta enfocarse en el conflicto psicológico entre el maestro cruel y el alumno con voluntad de hierro que intentará ser el mejor a toda costa: los protagonistas, aunque muy bien personificados por los respectivos actores, se ven demasiado caricaturizados al punto casi de la comedia, lo que hace decaer el tono dramático de una película en donde se tratan temas delicados como el suicidio, la depresión, la frustración y el abuso de poder para obtener metas personales, que aunque loables, pueden no ser entendidas de igual forma por todos, en especial por los que están formándose en una disciplina.

Vamos más allá y concedamos que se quiso caricaturizar a propósito a los personajes: el alumno podría haber tenido escenas más relevantes y menos obvias que las discusiones familiares, el postergar el amor e incontables momentos de transpiración y sangrado por excesivo entrenamiento; y en cuanto al maestro, también se podría haber recurrido a elementos menos obvios que el exceso de groserías y gritos para enmarcar su personalidad. Psicológicamente se puede llegar a ser mucho más cruel y destruir a una persona con mayor sutileza y elegancia. Sólo por presentar un ejemplo (aunque descartando la sutileza y elegancia), Freddy Krueger es un personaje malvado y sádico mejor logrado.

Los personajes secundarios también resultan atrapados en esta paleta de colores casi monocromática: el padre que apoya y respeta las decisiones del hijo a pesar de todo, la novia que acepta todo lo que su amado le propone como destino, es decir nada (en algún momento pensé que este personaje podría dar el giro sorpresivo que salvaría la película, pero no ocurre), y los músicos pusilánimes y siempre a la órden del gran maestro (también por este lado podría haberse enriquecido la historia, pero tampoco occurre).

De todas maneras, rescato la banda sonora y la mezcla de sonido de la misma, que respeta el audio de cómo debe escucharse en los diferentes escenarios y momentos que se proponen, pero por muy bien que esté logrado este elemento, no puede sostener por sí solo una película completa. ¿Qué nos queda? La tensión entre maestro y discípulo, otro tema tratado muchas otras veces en el cine y de mucha mejor manera («Educating Rita» de 1983 es un buen ejemplo). En este caso se intenta llegar hasta el límite pero nunca se alcanza la meta, dejando una película lineal que por suerte no pasa de una hora y cuarenta minutos de duración.